miércoles, diciembre 19, 2007

Se acabó

Como era de suponer viendo la fecha de la última actualización, he decidido dejar de escribir el blog.

Gracias a los que lo han visitado y/o leído.

viernes, agosto 24, 2007

Fotos Japon (Noche de fiesta en Shibuya y posterior viaje a Nikko)

Entre la cantidad de viajes hechos y la perreria marca de la casa, las fotos para subir se me acumulan (y eso que las que subo no son ni el 5 % de las que llevo hechas, unas 800).

Las que cuelgo ahora mismo son de un fin de semana memorable de finales de Julio. Dado como soy a las ideas geniales, decidi que los fines de semana se hacian muy cortos si tenia que irme a dormir a Hachioji cuando volvia de fiesta y luego volver a ir donde fuera, asi que cree el concepto "fin de semana a tope", que al final cuajo y hemos seguido utilizando a menudo.

En realidad, el concepto es sencillo: el sabado, sin madrugar mucho, vas de visita por Tokyo durante todo el dia. Cenas por alli, y seguidamente te emborrachas y te vas de fiesta. Cuando acaba la fiesta, desayunas en algun sitio, te cambias de ropa y te vas de visita dominguera (normalmente a algun sitio que esta mas lejos, por aquello de dormir un poco en el tren). El lunes dices en el trabajo que:
  • Con tanto calor no has podido dormir.
  • El aire acondicionado te ha jodido la garganta.
  • Llevas mal los cambios de temperatura tan bruscos de sitios sin a sitios con aire acondicionado.
  • Cualquier otra gilipollez que encima es mentira.
  • Que te pusiste ciego el sabado y el domingo visitaste Nikko, asi que estas reventado y no piensas trabajar en todo el dia.
Yo siempre opto por esta ultima, no vaya a ser que cojan un concepto equivocado de los espanyoles. Ante todo, nosotros somos gente honrada, que llama a las cosas por su nombre. El resto de trainees son unos cagaos, muy europeos, y usan una de las otras excusas.

Sin mas rollos, procedo a las fotos, que son lo que interesa. Debo advertir que las correspondientes a Nikko son una mierda, no le hacen justicia en absoluto. No se mucho de fotografia, pero me parece que la luz blanquecina y con niebla que habia ese dia era un putadon (para saber que el hecho de que no hubiera dormido y estuviera de resaca es probable que tambien influya bastante en la calidad de las fotos no hay que ser un experto, claro):

- Cena y fiesta en Shibuya: En primer lugar, cabe resaltar que el elemento mas utilizado en la arquictectura de Tokyo, y especialmente de Shibuya, por encima del cemento o el acero, es el neon, en cualquier color capaz de causar ataques de epilepsia tras una exposicion prolongada (mas de 5 segundos).




Es facil deducir que esta foto ha sido tomada en algun sitio de Japon por el hecho de que los tontos que aparecen en ella hacen el signo de la victoria con las manos, cosa que les encanta a los japoneses (yo me pregunto a que victoria se referiran, porque despues de lo de la Segunda Guerra Mundial encima este anyo la Copa Asia se la gano el superequipazo iraqui, sin necesidad de atentados ni nada):

Los Tres Mosqueteros (hasta que a Mr. Skinny se le fue la olla y pillo un vuelo a Nueva York para estar con su nuevo amor, un cuarenton al que conocia menos de una semana a traves de Internet)


Primer momento memorable de la noche: robo de las botellas gigantes de Moet-Chandon que tenian como decoracion en la discoteca, que era algo pija. Pese a estar vacias, pesaban cojon y medio, tardamos un buen rato en sacarlas, pero nadie se dio cuenta, son demasiado palomos como para imaginarse que alguien vaya a hacer este tipo de cosas.

Momento magico de la noche: Jona, una trainee islandesa que por lo general es gilipollas (y a la que odio profundamente despues del viaje en vacaciones, pero ya habra tiempo de hablar de eso cuando ponga las fotos), resulta ser divertida cuando se emborracha (lastima que no este siempre ciega). Camino de la estacion de tren, todavia borrachos, ella decidio que eramos demasiado pocos, que habia que recolectar a mas gente, asi que a cualquiera que se cruzaba con nosotros lo paraba e intentaba convencer de que se viniera (el "We're going to Nikko, are you coming?" se ha convertido en casi un himno), ademas de preguntarle si no odiaba la gravedad (ella si, basicamente porque esta gorda).

Esto podria haber quedado en simple anecdota si no fuera porque decidio que no era suficiente con los que estaban despiertos. Es comun encontrarse a tios borrachos durmiendo en portales o a la entrada de la estacion de tren (como en Espanya, vamos), y ella decidio que eran buenos candidatos. Tras varios intentos infructuosos, opto por ser mas agresiva: vio a un pobre chaval que dormia la borrachera placidamente y decidio... usarlo como trampolin humano! Salto sobre el, cayendo con las rodillas en su pecho, y empezo a abofetearlo mientras le comentaba el consabido "We're going to Nikko...".

Por supuesto, los que acabaron tambien por el suelo fuimos los demas, muriendonos de la risa. Tras venirsele el mundo encima, y probablemente con varias costillas rotas, el chaval consiguio incorporarse (para acto seguido salir corriendo como si hubiera visto a Miguel Bose a punto de cantar uno de los temas de "Papito"). Su cara, sencillamente impagable.



Finalmente, de manera absolutamente increible, mientras Jona despertaba a un vagabundo para ofrecerle las Pringles que le quedaban y no queria, conseguimos convencer a otros dos chavales japoneses que volvian de fiesta para que se vinieran. Es una de las cosas mas geniales de los japoneses: son completamente imprevisibles. Os imaginais que unos guiris borrachos os parasen por la calle volviendo de fiesta y os ofreciesen ir de Murcia a Granada, o de Valencia a Alicante? Dudo mucho que la respuesta fuera afirmativa, pero esto es otro mundo.

- Nikko: Con tres templos que son Patrimonio de la Humanidad y unas cataratas espectaculares, la visita fue cojonuda, lastima de mal tiempo.





Los Tres Monos Sabios, la figura mas tipica de Nikko. Estan en el templo Toshogu y simbolizan el proverbio (que entre parentesis yo aplico al ecosistema espanyol) "Hear no evil (Alejandro Sanz, Chenoa...), speak no evil (es decir, cosas como "Un poquito de por favor", "Que pasa neng!", etc., no es que hayan dejado de ser graciosas, es que nunca los han sido. La excepcion es imitar a Chiquito, eso nunca pasara de moda), see no evil (aqui pueden incluirse las series espanyolas, Anatomia de Grey [una de esas "series de calidad" de Cuatro que basicamente consiste en que un monton de medicos que estan buenos follan entre si en el hospital, con una supervisora negra que es exactamente igual al dibujo de la bolsa de los Conguitos], cine espanyol en general...)". Dada mi habitual veneracion por los monos, me pase media hora mirandolos absorto:





Parece que falta uno, pero en realidad el "See no evil" lo hago yo tambien. Para ello, simplemente me quite las gafas.





En la esquina inferior izquierda, los dos chavales japoneses a los que convencimos para venir.

Desperdiciando el agua, los muy cabrones. Con don Mariano en el Gobierno eso no pasaria, ese agua iria para los necesitados regadios murcianos.


Reponiendo fuerzas:


Una de monos...


Y las impresionantes cataratas Kegon (la foto la que buscado con el Google, cuando yo fui la niebla impedia hacer ninguna decente, aunque en persona la vista molaba bastante).

lunes, julio 30, 2007

Japon: Escalando el Monte Fuji

Este fin de semana he escalado el Monte Fuji, un volcan de nada menos que 3.776 m. Basicamente, es lo mismo que el Teide, pero con glamour, por eso de salir en tantas postales y demas. Dicho asi, suena de puta madre, y mas si a continuacion pusiera una retahila de fotos de esas "bonicas" del dichoso monte que uno encuentra por todos lados en Japon:


Si hiciera eso, los pocos que se dignan a escribirme un e-mail de vez en cuando me volverian a decir todo aquello de "que cabron", "que envidia" y similares. Sin embargo, nada mas lejos de la realidad. Por cierto, intercalo las fotos (no necesariamente relacionadas con el texto que va antes o despues) para no hacer esto tan aburrido (la de arriba, obviamente, no la eche yo).

He decidido contar la "aventura" porque es del mismo tipo que las historias de gitanos en las que te atracan diciendote frases graciosas, te tiran magdalenas, hacen uso de latigos, canciones, espadas... (todas estas son historias veridicas que han alegrado miles de botelleos a lo largo de mi vida); en definitiva, historias en las que quedas mal, como el pardillo que eres. Esas son las historias que verdaderamente interesan, no aquellas en las que actuas heroicamente, que, ademas, suelen ser mentira. En concreto, esta escalada al Monte Fuji mereceria formar parte de la "Historia Universal de la Infamia" (que, por cierto, por muy de Borges que sea me parece una mierda, se salvan dos o tres historias).


En realidad, todo fue mal desde el principio, cuando, viendo que todo el mundo se apuntaba y sin pensarlo mucho, decidi que yo tambien. "No importa que no tenga ropa no ya de montanya, sino ni siquiera de deporte, ni de abrigo, ni que todo el deporte que haya hecho en el tiempo que llevo aqui es pasearme por la oficina cuando me aburro en el trabajo (es decir, casi siempre) y mi condicion fisica sea comparable a la de Stephen Hawking, yo me apunto", pense (?)



Asi pues, tras coger el correspondiente autobus nos encontramos en la quinta estacion, desde la que la gente empieza la subida, y en la que te dicen que pares un par de horillas para acostumbrarte a eso del poco oxigeno en el aire, que ademas es menos segun vas subiendo. Por supuesto, nada de dos horas, a la hora estabamos en camino (segundo error de una innumerable lista). Ah, por cierto, venden oxigeno embotellado para prevenirlo, pero por supuesto nadie se molesto en comprarlo.



Durante la corta estancia en la estacion, la tragedia se presagiaba: todos los japoneses parecian a punto de subir el Everest, con ropa de montanya, bastones superprofesionales, mochilones cargados de cosas utiles, cascos con linternas (la subida era de noche, para ver el amanecer desde la cima) y un largo etcetera; el resto de trainees, por su parte, se habian comprado historias varias (ropa, complementos...), de modo que iban mas o menos preparados.


Yo, como Raul, el mas listo de la clase, decidi que eso eran chorradas. Es el problema de que tu experiencia en montanyismo consista en aquella excursion con el colegio (en autobus, claro) a Moratalla, en la que andaste una hora por el monte. Asi pues, elijo: mis zapatillas del Pull & Bear echas polvo y con las suelas completamente desgastadas, pantalones vaqueros, camiseta y chaqueta ultra fina. Para el resto de cosas, soluciones imaginativas. Que hace falta ropa de abrigo? Pues otra camiseta, con dos camisetas seguro que aguanto los menos de 5 grados en la cima (que parecen menos porque hay un viento de la hostia) [enesimo error]. Que recomiendan que lleves una linterna de esas que se pueden acoplar al casco? Ya que paso de llevar casco, para que voy a comprarme una. Que recomiendan llevar comida y bebida para el trayecto? Como el "angomias" que soy, me liquido el 90 % en el autobus, antes de llegar. Por ultimo, en lugar de mochila, dado que no tenia (me ofrecieron dejarme una, pero para que?) decidi llevarme... la bolsa del portatil! En fin, un equipamiento con el que sonyaria el mismismo Juanito Oiarzabal.



Empieza la subida, y unos cuantos valientes decidimos ponernos a la cabeza. El recorrido que vamos a seguir es el mas tipico, llamado "Yoshida Guchi Trail":



Tras 5 minutos andando, nos flipamos. Las cuestas son suaves, el terreno esta de puta madre, etc., asi que no tardan en llegar los comentarios jocosos acerca cuanto exageran los japoneses al llamar a eso "escalar" en vez de "senderismo" (inserte aqui su propia broma acerca del tamanyo de los japoneses u otro topico similar). Las risas no tardaran en convertirse en llanto, o casi.

Llegamos al letrero que indica que empieza la verdadera ruta de subida. Empieza lo bueno, y nos lo tenemos merecido, por listillos.


A los 10 minutos sudamos como cerdos, se acaban las risas porque no hay aliento como para hablar y solo se oyen respiraciones que parecen sacadas de una porno. Somos todo tios, asi que pensar en lo de la porno me da incluso peor rollo. Decidimos que mejor parar un poco, por eso de no dejar atras a los demas y tal (por supuesto, nadie va a reconocer que cada segundo de su vida es un infierno, todos somos machotes y ninguno esta cansado, que va). Tras un ratillo, somos capaces incluso de hablar un poco.

La escalada es tremendamente monotona, y consiste en piedras, pedruscos y mas piedras, que encima casi no veo por la falta de linterna. Cada media horilla, parada en una estacion para comer, beber y respirar algo. Lo que mas mola es mirar hacia atras y ver las hordas de japoneses con las lucecillas, lastima que las fotos nos salgan bien por falta de luz.



Despues de cinco horas y pico de subida, Adam y Gunter deciden que pasan de llegar a la cima, estan reventados porque se han pasado de machotes (hemos parado menos de lo que debiamos, estado menos tiempo del que debiamos en las estaciones para acostumbrarnos al aire enrarecido, comido poco...). Yo estoy igual de reventado que ellos, o mas, pero soy mucho mas cabezon, asi que por mis cojones que llego a la cima. Me acompanya el polaco, un tio raro al que pierdo de vista 5 minutos despues, con lo que me quedo solo y a oscuras (el llevaba la linterna).

Si pudiera elegir un unico objeto en ese momento, seria un serrucho para cortarme los pies, que me duelen lo indecible; las piernas, acostumbradas a las dos posiciones en las que paso el 90% de mi vida, sentado y acostado, estan reventadas, y me flaquean (las agujetas de hoy son indescriptibles); mis dos camisetas no son tan efectivas frente a los 5 grados y viento de la hostia como cabia esperar (a mi, que soy idiota, claro) ... un desastre.


Veo que me estoy enrollando mas de la cuenta, asi que acortare un poco: tras otros 45 minutos llego a la cima (6 horas y media en total, mas o menos), donde, tras el esfuerzo hecho, esperaba como minimo unos confettis y un diploma, pero en su lugar me encuentro que todo esta oscuro, las cabanyas para refugiarse cerradas y un frio negro como no habia visto en mi vida. Tras un cuarto de hora encuentro a unos cuantos trainees y nos apretujamos en un banco para conservar la poca vida que nos queda. Hora y pico despues, abren las cabanyas y entramos, empujando a ancianos y ninyos (que no se como cojones habran subido) por el camino; esto si que es la lucha por la supervivencia, y no lo de los documentales.


Otras dos horas y pico de espera en la cabanya y llega el momento esperado: va a salir el Sol y (no se muy bien como) el momento sera tan especial que me hara olvidar todas las calamidades pasadas para llegar hasta la cima (y el hecho de que tengo que bajar, que me tortura sobremanera). Como era de esperar, todo vuelve a ir mal, y, en vez del Sol, lo que sale es una niebla que impide ver cualquier cosa, acompanyada por nubarrones, asi que la salida del Sol la habra visto su puta madre. Mantenemos la fe y esperamos que la niebla pase pronto, cosa que por supuesto no hace, aunque unas 2-3 horas despues es posible ver el Sol, ya en lo alto, y la estampa es bastante bonita, asi que aprovecho para echar un par de fotos que seran mi unico triunfo del dia:





Tras esto, toca bajar. Afortunadamente, la putada no es tan grande como en la subida, aunque el flaqueo de piernas es cada vez mas evidente. El terreno es blando, con mucha arenilla y piedras sueltas, con lo que cada 5 minutos tienes que parar para sacarte unos cuantos kilos de tierra de las zapatillas, amen de estar al borde de pegarte una hostia permanentemente (increible pero cierto: esto no salio mal, consegui llegar intacto a la meta). Ademas, el paisaje es bastante bonito.


Unas tres horas despues vemos la luz, 4.5 kilometros y estaremos a salvo. Demasiado bonito para ser verdad, por supuesto. Empieza a llover un poquillo, es probable que dure poco, asi que seguimos andando sin preocuparnos mucho. En efecto, esta lluvia flojita dura poco, y la sustituye un chaparron con todas las de la ley. Mi unica defensa contra ello es una cosa que parece de papel que me dejo una companyera de trabajo. Dado que ni abriga, ni es impermeable, ni es bonito, no se muy bien para que se supone que sirve, pero no tengo mas remedio que usarlo.

Finalmente, llegamos a la estacion. A partir de ahi, no hay mucho mas que decir, el resto del dia paso apaciblemente entre palazos en el supuesto "spa", que resultaron ser duchas como las que tenemos en la residencia y un autobus que se suponia que nos llevaba a la estacion de tren de Hachioji pero hizo la gracia de hacernos bajar en un lugar indeterminado en medio de una tormenta apocaliptica (rayos y truenos sin parar, era realmente acojonante), a nada menos que... 7 kilometros de la puta estacion. Armados de paciencia y yo de mi capa de papel conseguimos finalmente encontrar un autobus que nos lleva a la ansiada estacion, de nuevo empapados completamente, por supuesto (en el "spa" nos habiamos duchado y cambiado de ropa, algo nuevamente demasiado bonito para ser verdad).

Finalmente, llego a las 10 de la noche a la residencia, sin haber dormido esa noche, con hambre, suenyo, dolores varios, agua hasta en el carnet de identidad (literalmente), mas hambre, mas suenyo, mas dolores... una delicia. Lo peor es que encima el viaje salio por una pasta que seguramente habria dado para una borrachera en Shibuya, cosa que me encargare de hacer el resto de fines de semana que este por aqui. Lo prometo.

A ver quien es el guapo que me dice lo del "que envidia, que cabron" ahora.

P.D: Lease todo en todo de conya, fue un autentico putadon de fin de semana, pero decidi tomarmelo con humor, (en peores me he visto) asi que incluso podria decir que me lo pase bien.

viernes, julio 27, 2007

Fotos Japon (Miscelanea, o de chorradas varias)

Los WC en Japon, ese mundo. Hoy, "El water estilo japones. Instrucciones de uso":


Cualquier momento es bueno para echar una cabezadita, aunque sea en horas de trabajo, y en uno de los dos unicos carriles de un tunel en medio de la ciudad (veridico):



Aqui no pongo chorrada, la foto es suficientemente tonta.




El clima en Japon, esa maravilla (pantallas en los trenes, indicando los retrasos de otros trenes, y el motivo de estos):




La comida turca, esa delicia:



Orgullo espanyol:




El unico sitio donde NO te ponen ARROZ para acompanyar: el Starbucks.



Prefiero no imaginarme que seria de los psiquiatricos en Japon sin pachinkos para mandarles gente. Son algo asi como la Central, pero con la musica mas fuerte, sentado, y sin pastillas. Ah, y con millones de lucecitas. Por lo demas, el juego es lo mas aburrido que he visto en mi vida desde que Sanchez-Drago dejo de hacer "Negro sobre blanco":






En un partido del Yokohama Marinos, famoso por ser el equipo al que Julio Salinas se exilio para evitar que le pasara lo que a Escobar despues del Mundial del 94 (bueno, tuvo los cojones de quedarse tres temporadas jugando en Espanya antes de irse, eso si que es tentar la suerte) :

Eso es todo por hoy.